Y mantén firme el consejo de tu corazón, que nadie es para ti más fiel que él. Pues el alma del hombre puede a veces advertir más que siete vigías sentados en lo alto para vigilar. Y por encima de todo esto suplica al Altísimo, para que enderece tu camino en la verdad. Principio de toda obra es la palabra, y antes de toda acción está el consejo. Raíz de los pensamientos es el corazón, de él salen cuatro ramas: bien y mal, vida y muerte, mas la que siempre los domina es la lengua.

No_se_apaga.jpg
The_Lord.jpg
No_me_ignores.jpg
Bebe_molon.jpg
No_te_vendas.jpg
Hecho_ceniza.jpg
Piensa_por_ti.jpg

Como maleducar a un hijo.


Entrada + recienteSuscribete al RSSReenvía esta entrada a un amigoComenta esta entradaOtra entrada al azarEntrada Anterior

He recordado una entrevista a Emilio Calatayud, juez de menores de Granada. Me la envió Pili hace algún tiempo, y de ella se puede extraer un interesante decálogo para maleducar a los hijos. Te lo expongo a continuación:

1: Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.

2: No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3: Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.

4: No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.

5: Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.

6: Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.

7: Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.

8: Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.

9: Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.

10: Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

Entrada + recienteSuscribete al RSSReenvía esta entrada a un amigoComenta esta entradaOtra entrada al azarEntrada Anterior

Comentario #1   por: ambar

Felicito a todas las personas que tuvieron el valor de escribir éste texto,que porsupuesto es perfécto para todas las personas que malcrían a sus hijos,creyendo que lo están haciendo bien,al concederle todo lo que desean,sin saber que es el daño más grande que le pueden proporcionar a sus hijos e hijas. Lamentablemente aunque muchos no lo quieran ver asi,pero es la realidad,hoy muchos hijos se aprovechan de la sobreproteccion que sus padres les dan,para poder asi hacer lo que quieran cuando quieran. Seamos conscientes! no hay que mal tratar,para saber criar. Sólo ser buen ejemplo para nuestros hijos,verás que en un futuro ellos lo van a agradecer.



Comentario #2   por: Vicente

¡Cuánta verdad contiene este artículo!. Mientras yo estaba trabajando, mi esposa (con un gran amor) no trabajó afuera para poder criar a los hijos. Hizo todo lo que dice el artículista y, cuando el hijo tenía 20 años y no aprobaba cursos en la universidad, le conminé a trabajar o a estudiar. Se reveló contra mí y mi mujer me amenazó con el divorcio si no lo dejaba en paz. Ahora tiene 35 años, lleva 17 llegando a la una, dos y tres de la madrugada y no tiene lo que hay que tener para formar un hogar. Hasta ha pretendido echarle mano a mi pensión porque no le alcanza para sus gastos. Sigue recibiendo ayuda de la madre



Comentario #3   por: Fateme

24 febrero, 2011Paco Mele9ndezSomos de Gerona y el me9s paasdo estuvimos unos dias en Madrid y ya teniamos planeado ir al New York Burguer y la verdad que ha sido la mejor hamburguesa que hemos probado nunca ( ojo con el Hot Dog que no se queda corto! )y eso que ya tenemos pateado medio mundo,el gerente nos atendif3 muy bie9n y el servicio amable y correctedsimo,para volver y recomendar sin dudar. Paco y Rai, Blanes,Gerona.



Comentario #4   por: Juan Fernando Flores

Leí el artículo y muy bueno, es increíble que los padres que crían maleducados a sus hijos sufren las consecuencias toda la vida y se vuelven sus esclavos



Comentario #5   por: carito

A veces me pregunto fue mejor la crianza que les dio nuestros abuelos a nuestros propios padres? y llego a la respuesta de SI !! anteriormente un hijo de nuestros abuelos se le veia el respeto y la honra pero hoy en dia nuestros hijos se estan levantando sin valores, respeto hacia nosotros y en sus acciones vemos que son ninos para unas cosas pero adultos para otras!! pero la realidad es que no le podemos echar la culpa ni a la sociedad, ni al colegio , ni a los amigos , ni a la misma iglesia porque solo nosotros los padres somos los unicos responsables de que clase de hijos estamos dandole a nuestro planeta.



Comentario #6   por: Juan Fernando Flores

Es cierto solo los padres tenemos la culpa, porque Dios manda los hijos pequeños y sin malos hábitos para que nosotros los eduquemos y criemos como personas de bien. Quiere descomponer a un hijo dele todo lo que pida y MAS, téngale dinero a su alcance y celébre todo lo que diga y ni se le ocurra regañarlo porque puede llorar. Quiere un hijo educado? no le dé todo lo que pida, no le dé dinero a manos llenas y sin que le cueste, llámele la atención cuando cometa errores, castíguelo cuando sea necesario aunque llore y márquele LIMITES !!!!!!!!!!!!!!!



Comentario #7   por: Vicente

Hola,

Es muy fácil decir: “póngale límites” cuando se tiene una esposa que te apoya en la toma de decisiones en la educación de los hijos pero, cuando esto no ocurre es imposible educarlos bajo ciertas reglas.

En la década de los 70’s surgieron las teorías psicológicas sobre los traumatismos infantiles. Dichas teorías fueron malinterpretadas por una gran mayoría de la gente; también se difundieron ideas sobre la libertad de los niños los cuales, sin tener criterios formados, hicieron de su capa un sayo.

A esto se le sumó la “liberación femenina” cuyas consecuencias se plasmaron en familias jefeadas por mujeres que, en muchos casos, son cómplices de un Complejo de Edipo mal resuelto en su debido momento. De ahí que, con la complicidad de la madre, los hijos rechazan al padre “malo” y actúan como moro sin señor. La cosa se agrava cuando la madre le otorga la razón al hijo que afirma “como yo no pedí que me trajeran al mundo, no estoy obligado ni a trabajar ni a estudiar”. A eso hay que sumarle el criterio de la madre: “hay que divertirse mientras se es joven, porque no se sabe cuando se acabará la vida”.

Lo más triste es que ya es demasiado tarde para mandar todo al diablo. No queda más remedio que callar y esperar el final, si no quieres verte en la calle y perder el bienestar que has logrado con una vida de trabajo.

Saludos



Comentario #8   por: sufridisimo padre

Intente desde que mi primera hija viera la luz.Ponerme de acuerdo con mi mujer para que las decisiones fuesen conjuntas.
"No quiero hacer el papel de poli malo" le dije a mi mujer.
Hoy 17 años mas tarde y con dos hijos.Veo con tristeza y bastantes ganas de tirar la toalla, que yo marco unos limites que considero razonables: donde estas ?. A que hora vienes?
Ayuda en casa y ocupate de tu cuerto.
No consigo mas que ganarme la antipatia de mis hijos y cuando hay un problema ocasionado por esa falta de orden, mi mujer dice :"Cariño no se que hacer¨
Solucion ???



Comentario #9   por: jacqueline

Es muy facil para los hombres decir que mientras ellos estaban trabajando las mujeres debimos criar bien a los hijos,piensan que con solo poner el dinero en casa todo esta solucionado y para peor llegan a casa y quieren ser atendidos porque ya cumplieron con el horario laboral y con la familia,yo me pregunto cuando descansamos las madres que nos quedamos en casa y dejamos todo de lado para criar a nuestros hijos y dar lo mejor de nosotras mismas,piensan que por estar todo el dia con ls hijos somos responsables por todo les AVISO que no es asi aveces el poco tiempo que da el padre a los hijos termina por perjudicarlos aun mas.



Comentario #10   por: Vicente

Hola jackeline,tienes razón, cuando la madre deja todo para atender y enseñar a los hijos, pero... Cuando la madre les compra un televisor y los deja sentados frente a él horas y horas... Cuando se enfrenta al padre porque éste quiere impedir que el hijo con 17 años ande por la calle hasta las 2 y 3 de la madrugada, porque el hijito "tiene que disfrutar la juventud..."
En fin, creo que tienes razón, no hay que culpar a nadie, al fin y al cabo yo cumplí mi obligación de ser proveedor, de lo cual estoy arrepentido. Como mi empresa estaba en mi casa, los hijos me veían continuamente, pero aunque subía a la casa nunca conseguí convencer a mi esposa sobre la necesidad de poner límites y poner a trabajar y a estudiar a los niños. Sólo lamento el tiempo que perdí trabajando para ellos, con ese dinero me habría dado la gran vida.



Comentario #11   por: Vicente

Agrego algo más, querida jackeline,

El mocito ya tiene 38 años, como decidió ser NINI y su madre se lo consintió, sigue soltero, no encuentra mujer que le haga caso (porque no podrá ser proveedor, que es lo que interesa). A mí ya me falta poco para irme a pastar a los potreros celestiales. El que sufrirá las consecuencias será él.






Más cuentos cortos y relatos

Kayros

¿No te parece extraño?

Derecho a la no-defensa

No te dejes robar los sueños que Dios puso en tu corazón

Egoismo inteligente.

Ayuda urgente.

El Rostro de Jesucristo

Cuento: Carrera en la nieve

Cuento: Huellas en la arena

8 Minutos

La Parábola del amor.

La piedra de sopa

Huellas en el camino

El Árbol de los problemas

Relato: Más hace el que quiere.

Documental: viaje hacia la creación.

Cuento: La Vaquita

María Magdalena: ¿Por qué Jesús le pidió no tocarlo cuando se le presentó tras su resurrección?

Estrellas en el mar

Aprende a orar en 10 pasos

Cuento: La Canción de Ahangar.

Amar es comprender.

Relato: ¿Qué es el mal?

Humildad

Una cesta de mimbre

Nunca dejamos de amar.

¡Para siempre!

Frases célebres de niños

Como maleducar a un hijo.

¿La vida tiene sentido?

Cuento de una espiga

El tesoro de Bat

La oración de un niño.

Un Secreto para sentirse realmente bien

Lo que no compartimos.

Dos hijas tiene la sanguijuela.

El sentido de la cruz

Revelaciones y visiones de la Beata Ana Catalina Emmerick

Dame tus pecados

La vida era alegría

Pascua: camino de la luz

El Papa nos recuerda la necesidad del ayuno

El verdadero amor

La pesadilla del ateo (2)

La pesadilla del ateo.

Hermosa obligación del hombre: orar y amar

Lo que yo nunca tuve.

Una cesta de mimbre

Cuento Zen: Una moneda Valiosa

Pan del Cielo

La Proyección de Pigmalión

El pasado es un país extranjero.

La Espada de Damocles

Cuento chino: Agua

Vivir con el freno puesto.

Optimismo e ilusión

Relato: La paciencia del bambú

Velad y Orad.

La Mentira Descubierta. Una historia de Mahatma Gandhi.

Elegir el Camino

El Chino y el arroz

Fruto del azar.

Ver a Dios.

La última batalla.

Perdonar y anudar.

La Lección de la Mariposa

Para pensar un poco

La vida es bella

La ciudad de los pozos

La roca

Por un plato de lentejas.

Poema Haiku

Una nuez vacía.

Las tres urnas del rey Nemrod.

El mandarín impaciente

Cuento árabe: vivir y morir.

El alma del trigo

Es inútil defender un charco.

Maternidad y paternidad.

¿Contra quien luchamos?

El Hijo

El que sabe no habla; el que habla no sabe.